Sobre diabetes

Infección en el pie diabético

Las infecciones en pies diabéticos son más frecuentes y más graves que en la gente sin diabetes. Al presentar neuropatía, el paciente no se da cuenta de la herida y esto provoca un retraso en el tratamiento. También, dado que muchos no notan el dolor, o este está disminuido provoca un retraso en el tratamiento. Por lo tanto, el tratamiento se inicia en fases avanzadas. Provocando la gangrena en algunos de los casos y la amputación. También algunos de ellos tienen disminuido la aportación sanguínea provocando peor respuesta a la curación.

La osteítis es una de las principales expresiones clínicas. Pero nos podemos encontrar también celulitis, linfangitis, abscesos, sepsis,…

Por lo que se refiere el germen causante de la infección tenemos que dividir las infecciones en:

  • Agudas. Son las infecciones que llevan poca evolución. En este caso suelen ser monomicrobianas, es decir, suelen ser causadas por un solo germen.
  • Crónicas. Son las infecciones de larga tiempo de evolución. Estás suelen ser polimicrobianas.

Para saber cuál es el germen causante es importante recoger un cultivo. Pero mientras no se sabe el agente patógeno se debe dar ambiótico empírico. Es importante saber que nunca se debe dejar un antibiótico antes de tiempo ni saltarse dosis. Esta mala posología puede provocar problemas graves.

Es importante recordar que la infección no es la causante del pie diabético. Es decir, no es la que inicia la lesión. Las úlceras se infectan a posteriori. Se necesita una lesión para que haya una infección. Sólo hay una excepción que son los hongos del pie. Esta infección si que puede provocar una lesión.