Sobre diabetes

Prótesis y rehabilitación

La rehabilitación de un paciente amputado dependerá del estado general del paciente: enfermedades asociadas, edad, nivel funcional previo y nivel de amputación. Uno de los problemas frecuentes, es que son pacientes añosos y con cierta fragilidad. Esto provoca dificultad a la hora de la protetización. Otro dato importante es la afectación de la otra extremidad (debido a la diabetes o la angiopatía).

El objetivo de la rehabilitación es mejorar la calidad de vida del paciente recuperando el máximo de funcionalidad e independencia. Para ello se deben valorar: aspectos físicos y psicológicos.

Se debe tener en cuenta que el proceso dura unos meses y el objetivo final es la reintegración a su entorno y a su vida anterior. Durante el proceso es frecuente un estado de tristeza reactiva hasta la aceptación de la nueva situación. No obstante, en muchos de los casos, se ha pasado de un dolor constante, úlcera o gangrena, a un muñón curado y sin dolor.

Para poder conseguir los objetivos es muy importante la colaboración del paciente amputado (debe estar motivado), aunque también es importante el estado físico, el nivel de amputación, la edad, el apoyo familiar,…

El proceso de rehabilitación suele realizarse por un equipo multidisciplinar formado por: cirujano vascular, médico rehabilitador, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, técnico ortopédico, asistente social, psicólogo, personal auxiliar (enfermería, auxiliares,…), paciente.

Hay diferentes fases de rehabilitación:

Fase prequirúrgica
Es la fase previa a la amputación. En esta fase es más fácil poder mostrar los diferentes ejercicios de relajación, ejercicios terapéuticos, enseñarle andar con soporte técnico,…
Fase posquirúrgica
Es la fase posquirúrgica inmediata (durante la hospitalización) que suele durar 1 o 2 semanas. Lo importante de esta fase es el cuidado del muñón. Un punto importante es el vendaje y otro es la elevación del muñón.
Fase preprotésica
Suele durar entre 6 y 10 semanas en amputaciones de la extremidad inferior. Es la fase en que el paciente debe aprender a moverse, curarse el muñón,… Leer más objetivos de la fase preprotésica.
Fase protésica

Esta fase la podemos dividir en dos:

Prótesis provisional
Suele iniciarse a las 4 semanas de la amputación y se utiliza una prótesis provisional. En espera de poder colocar la definitiva.
Prótesis definitiva
A partir de los 3-6 meses se suele poder colocar la prótesis definitiva. Esta demora es debido a que en los primeros meses el muñón se modifica de forma y volumen. Por tanto se debe esperar a su estabilidad para poder colocar la prótesis definitiva.

Una vez colocada prótesis se debe enseñar al paciente a colocar la prótesis, andar, subir y bajar escaleras,… Se debe tener mucha cura del estado de la piel. Durante las primeras semanas algunos pacientes no pueden llevar más de 1-2 horas la prótesis. Por tanto, la colocación y duración de la prótesis se debe realizar de forma progresiva.

Leer más


Referencias:

  • J. Alós. Amputaciones del miembro inferior en cirugía vascular. Barcelona: Ed. Glosa, 2008.