Sobre diabetes

Test monofilamento Semmes-Weisntein

La prueba del monofilamento también se llama test del monofilamento o Test del monofilamento de 10 gramos o Monofilamento de Semmes-Weinsteins de 5.07 – 10 gramos.

El monofilamento está diseñado para doblarse con una fuerza de 10 gramos independientemente de la fuerza del explorador. Hay otros monofilamentos que se doblan a más o menos fuerza. Pero el más usado es el de 10 gramos.

Objetivo:

Detectar alteraciones de la fibras nerviosas. Valoraremos si el paciente tiene la sensibilidad alterada. Si la prueba sale alterada significa que tiene disminuida la protección frente a objetos agresivos. Es decir, si se roza con el zapato no tendrá la señal protectora que le dice que se tiene que quitar el zapato o ponerse una protección y esto nos llevará a una úlcera. El valor predictivo positivo para neuropatía es del 84-100% si un diabético tiene alterado el test. No obstante, si el test es normal no se puede descartar neuropatía diabética ya que el valor predictivo negativo es de 36-93%.

Es la prueba aislada de mayor valor predictivo de lesión y cuenta con una sensibilidad entre el 66-91% y una especificidad entre el 34-68%.

Indicaciones del monofilamento de Semmes-Weinstein

Cribado de la neuropatía
Aunque se aconseja utilizar más pruebas para el diagnóstico de neuropatía. La prueba del monofilamento si que es útil para el cribado y valorar los pacientes en riesgo de ulceración. Feng et al. Realizó una revisión con más de 30 estudios donde valoró la importancia del test del monofilamento
Valoración del riesgo de ulceración
Se debe tener en cuenta que los mejores resultados para detección del riesgo de úlceras en los pies diabéticos se obtiene con la determinación del umbral de sensibilidad vibratoria con el neurotensiómetro
Para reducir las tasas de ulceraciones o amputaciones
Dado su alto valor predictivo y su fácil realización es un método recomendado en la mayoría de guías de práctica clínica para la diabetes

Técnica

El paciente se coloca en decúbito supino sin calcetines ni zapatos y con los ojos cerrados.

Antes de iniciar el test en los pies si comprobará que el paciente nota el monofilamento en partes proximales (ejemplo: brazo).

El monofilamento se debe presionar de forma perpendicular a la piel hasta que se doble, esperar un segundo y retirar.

El paciente debe sentir la presión e identificar la zona donde se ha aplicado. Se irá preguntado al paciente si lo nota o no y el lugar.

En los puntos que no hayan sido identificados se les realizará la presión nuevamente al finalizar la exploración. Si en esta segunda vez es identificado el punto se dará como sensible.

Zonas a realizar la prueba

Se aconseja como mínimo 6 puntos por pie. Los puntos a valorar en ambos pies son:

Planta del pie

  • Falange distal de primer, tercer y quinto dedo
  • Cabeza del primer, tercer y quinto metatarsiano
  • Dos en medio del pié a nivel de las bases de tercer y quinto metatarsiano
  • En el talón

Dorso del pie

  • En el repliegue entre el 1er y 2º dedo
  • En la parte media central

A tener en cuenta

Se debe tener en cuenta que hay algunas lesiones que pueden alterar los resultados del test por lo que se debe tener en cuenta

  • Evitar las callosidades
  • Evitar las lesiones cutáneas

Para ello, si existe zona sana más proximal (más próxima al talón), será allí donde se realice.

Resultados

La no detección de la presión en cualquiera de los puntos indica que el paciente tiene riesgo de lesiones.

La falta de sensibilidad en 4 de los 10 puntos del test tiene 97% de sensibilidad y un 83% de especificidad para identificar la pérdida de sensibilidad.


Referencias:

  • Calle-Pascual AL, Runkle I, Díaz JA, Durán A, Romero L. Técnicas de exploración de la sensibilidad en la patología del pie. Av Diabetol 2006;22:42-9.
  • Feng Y, Schlösser FJ, Sumpio BE. The Semmes Weinstein monofilament examination as a screening tool for diabetic peripheral neuropathy. J Vasc Surg 2009; 50:675-82.