Sobre diabetes

Técnica de inyección

La insulina se administra en el subcutáneo excepto las de acción corta que se pueden administrar en el subcutáneo, intramuscular y endovenosa. Es importante asegurarse que se administra en el subcutáneo y no intradérmica (dentro de la piel) ya que en la administración intradérmica su acción es más lenta.

Por otro lado, si en vez de inyectarse subcutáneo se administra intramuscular (dentro del músculo) la inyección será más dolorosa y se absorberá más rápido.

Para ello se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • En niños y adolescentes (0-18 años) da igual el peso se utilizará una aguja de 5mm de largo y se puede realizar la punción con o sin pliegue cutáneo.
  • En hombres y mujeres adultos con IMC<27 (índice de masa corporal), no obesos se utilizarán agujas de 5/8mm con o sin pliegue cutáneo.
  • En hombres y mujeres adultos obesos (IMC>27) se utilizará en brazos y muslos agujas de 5mm sin pliegue cutáneo. En abdomen y glúteos agujas de 8mm sin pliegue cutáneo y agujas de 12 mm en cualquier zona con pliegue cutáneo.

¿Cómo hacer el pellizco?

Cuando se utilizan agujas de 5mm no es necesario realizar un pellizco.

Para ello cogeremos la piel haciendo la pinza en unos 2 cm y pellizcaremos. A continuación se introduce la aguja y manteniendo el pellizco se inyecta el líquido. Después de pinchar no se puede dejar ya que podría llegar al músculo en los casos necesarios.

Debe recordar que siempre antes de realizar una punción nos debemos lavar las manos con agua y jabón.

Una realizada la punción siempre se debe estar unos minutos antes de retirar la aguja.

Es importante utilizar la misma área para cada insulina, es decir, para un tipo insulina siempre un área y para otra insulina otra. Por ejemplo abdomen insulina rápida y para la insulina nph o lantus el muslo. No obstante no olvidar que dentro de cada área se debe rotar el sitio. La no rotación podría provocar una alteración del tejido y provocar una errónea absorción.