Sobre diabetes

Tratamiento quirúrgico del pie diabético

Hay dos tipos de abordajes quirúrgicos en el pie diabético

  • El tratamiento de las infecciones
  • El tratamiento de la revascularización

El tratamiento de las infecciones podrá ser realizado en dos fases: limpieza y reconstrucción

El tratamiento quirúrgico de la limpieza consiste en extraer todo el pus y el tejido muerto causado de la infección. En estos casos a veces es necesaria la amputación de parte del pie o todo.

En algunos casos se puede realizar una amputación cerrada que se cierra sin ningún problema pero a veces se deja una herida grande. En estos casos hay diferentes apósitos y terapias que pueden ayudar a la cicatrización. El objetivo en estos casos es la curación o el crecimiento del tejido para poder colocar un injerto (de piel).

No obstante, a pesar del tratamiento médico a veces es imposible la salvación de la extremidad. Por lo que es necesaria una amputación.

Cuando tenemos una lesión muy extensa se puede requerir una reconstrucción. La más utilizada es el injerto de piel. Para ello es importante tener un buen tejido. Una terapéutica muy usada es la terapia de aspiración positiva o terapia VAC.

Cuando el paciente presenta angiopatía es necesario en algunos casos el tratamiento de revascularización. La finalidad de esta cirugía es aumentar el riego sanguíneo en la parte más distal del cuerpo. Actualmente hay dos tipos de tratamientos:

  • Cirugía abierta o cirugía de revascularización directa. Lo que se realiza es un bypass. Un bypass es un puente en el que se coge sangre de un sitio que llega bien y se transporta en un sitio que puede "tragarla", es decir, que hay posibilidad que circule hacia el corazón. El bypass puede ser de prótesis, de vena del propio paciente o de arteria de cadáver. A parte del bypass que es la técnica más utilizada también se puede realizar endarterectomía, simpatectomía o angioplastia con patch
  • Cirugía endovascular. Esta cirugía está en auge. Consiste en la abertura del riego des de dentro. Es decir, mediante diferentes herramientas (guías, balones, stents ….) se pasa por la arteria dañada y se intenta hacer grande el paso. Muchas veces se puede realizar sin abrir la piel, mediante punción.